Loading...
Hornazo de Salamanca2018-08-22T13:06:51+00:00
EL HORNAZO DE SALAMANCA

“Definirlo no es sencillo, degustarlo sí”

Definirlo no es sencillo. A grandes rasgos, se podría decir que es como una empanada de harina de trigo, rellena de productos típicos de Salamanca (lomo, jamón o paleta y chorizo), de color dorado y adornado con una malla de la misma masa formando rombos.

A pesar de los avances tecnológicos, hay fases del proceso de elaboración del hornazo, como la distribución del relleno, el cerrado de la masa y la decoración, que se realizan de forma manual.

CALIDAD Y PRESENTACIÓN

El Hornazo de Salamanca debe tener un porcentaje mínimo de relleno del 40% con respecto al total del peso, garantizando así una gran jugosidad y una textura sublime.

También establecidos en su Reglamento de Uso, están los porcentajes mínimos de los componentes del relleno del hornazo: el lomo adobado, chorizo, jamón o paleta y huevo duro.

Los hornazos deben de tener forma rectangular o redonda, con pesos comprendidos entre 500g y 3Kg.

HISTORIA DEL HORNAZO

El Hornazo está íntimamente ligado a Salamanca. Desde hace años se degusta durante la celebración del Lunes de la Octava de Pascua, o más conocido como “Lunes de Aguas”.

Los orígenes del “Lunes de Aguas” se remontan a las ordenanzas de la Casa de la Mancebía que el príncipe Juan dio licencia para construir en 1497, y que mandaban que estas mujeres no trabajaran durante la cuaresma y fueran expulsadas al otro lado del río. El padre de la Mancebía, conocido como Padre Putas, las dejaba volver el lunes siguiente al de Pascua. Entonces los vecinos y estudiantes iban a buscarlas en barcas, celebrando la fiesta a orillas del río Tormes, donde daban buena cuenta del suculento hornazo acompañado siempre de un buen vino.

El Lunes de Aguas se sigue manteniendo a día de hoy, pero con matices muy distintos. Es una tradición que pervive con gran arraigo en la provincia de Salamanca, un día de fiesta y diversión donde los salmantinos y visitantes se reúnen con la familia y amigos y pasan una estupenda jornada en el campo, siempre alrededor del Hornazo de Salamanca.